Seguridad del paciente

La seguridad del paciente es una prioridad clave para Zambon

Empezando por el desarrollo de cualquier fármaco potencial y durante todo su ciclo de vida útil, nuestro objetivo es garantizar que los productos Zambon son seguros.

Antes de que se apruebe y se comercialice un nuevo fármaco de Zambon, se evalúa mediante estudio preclínicos y clínicos rigurosamente controlados, que proporcionan una información fundamental sobre su seguridad y su eficacia. Además, una vez que el fármaco está disponible para su uso generalizado, Zambon mantiene un conjunto de procesos explícitos y exhaustivos dirigidos a garantizar que cualquier posible problema de seguridad se detecte sistémicamente y se comunique a los organismos reguladores, de manera que se tomen las decisiones y acciones adecuadas.

La organización de farmacovigilancia de Zambon

Zambon ha implantado un sistema de farmacovigilancia global, con un equipo especializado científicos y médicos de todo el mundo. Para garantizar la seguridad durante todas las fases del ciclo de vida útil del producto, Zambon ha creado:

  • Una unidad de seguridad de fármacos centralizada situada en Bresso, que recoge toda la información sobre seguridad notificada en todo el mundo y que controla el perfil de riesgo-beneficio de los productos Zambon, a fin de confirmar sus efectos terapéuticos positivos en relación con sus riesgos, en lo referente a la salud de los pacientes
  • Las unidades operativas de farmacovigilancia locales de cada filial, que recogen, registran, analizan y comunican la información de seguridad notificada por los pacientes, los investigadores de los ensayos clínicos y los profesionales sanitarios. Además, estos equipos se relacionan con las autoridades sanitarias locales.