La infección urinaria (IU), colonización microbiana del tracto urinario, clásicamente se ha dividido en infección urinaria de vías altas e infección urinaria baja. Esta diferenciación por el origen de la infección continúa siendo válida y sobretodo práctica, si bien el concepto actual de separación entre infección parenquimatosa y de vías, resulta más útil desde el punto de vista pronóstico y terapéutico. Tanto si es de vías altas como bajas, puede ser:

  • IU no complicada: es la colonización microbiana de cualquier punto del tracto urinario, desde el córtex renal al meato uretral, sobrepasando la capacidad de los mecanismos de defensa y provocando una serie de alteraciones morfológicas y/o funcionales en todos los casos y una respuesta inmunológica que no siempre será evidenciable;
  • IU complicada: aquella en las que se combina el crecimiento bacteriano en orina con anomalías estructurales, funcionales u orgánicas del tracto urinario que comportan una alteración del flujo libre de orina desde los cálices renales hasta su evacuación por la micción.

Una de las características de la infección urinaria en general es la tendencia a la repetición o recurrencia (la infección recurrente se define por la presencia de tres o más episodios de IU en los últimos 12 meses). Las infecciones recurrentes se clasifican según su patogenia en recidivas y reinfecciones.

  • Las recidivas son debidas a la persistencia de la cepa original en el foco de infección. Representan el 20% de las recurrencias, ocurren en general en las primeras semanas tras la aparente curación y, la persistencia del microorganismo en general es debida o bien a un tratamiento antibiótico inadecuado o demasiado corto, o bien a la existencia de una anomalía genitourinaria, o bien al acantonamiento de las bacterias en un lugar inaccesible para el antibiótico (litiasis renal o prostatitis crónica).
  • Las reinfecciones son debidas a nuevas infecciones causadas o bien por la misma cepa o bien por una cepa distinta. Normalmente se desencadenan en pacientes que presentan algún factor complicante de infección urinaria, aunque también padecen reinfecciones aproximadamente un 20% de las mujeres jóvenes que presentan un primer episodio de cistitis.

EPIDEMIOLOGÍA

ETIOPATOGENIA (Etiología según tipo de Infección)

CLINICA

DIAGNÓSTICO

 

 
Volver